Eduquemonos Emergencias y Desastres Naturales

1466106764

Inicio de una cultura nacional de prevención


Tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad de los alumnos en todos los establecimientos educacionales es muy importante, pero, hacer extensivas estas medidas al hogar de cada alumno, también lo es. Con eso, se lograra entre otras cosas, enfrentar como familia, los traumas adicionales producidos por la gran catástrofe que hemos debido afrontar.

Sin embargo, este es un trabajo, largo y cuidadoso, que ojalá cada colegio lo implemente como una medida permanente, sugiriéndose incorporar como actividad extra programática la prevención y seguridad ante emergencias especialmente las provocadas por los terremotos e incendios, difundirla entre todo el alumnado y hacerla extensiva a sus hogares. 

Como sugerencias reactivas inmediatas para el control de replicas, los profesionales de Hanseatic Chile recomiendan lo siguiente:


DURANTE LOS SIMULACROS DE TERREMOTO E INCENDIOS

  • Todos los simulacros deben ser comunicados en forma previa a los alumnos, docentes, personal paradocente, etc., de tal manera, que cuando se activen las alarmas, se actúe con el máximo de rapidez y seriedad en la evacuación.
  • Se sugiere incorporar como actividad extra programática la prevención y seguridad ante emergencias especialmente las provocadas por los terremotos e incendios, difundirla entre todo el alumnado y hacerla extensiva a sus hogares. 
  • La evacuación debe realizarse en silencio. Se debe recalcar su importancia ya que la misma situación de emergencia y los gritos de profesores y alumnos solo agravan la situación provocando un pánico innecesario y una probable histeria colectiva.
  • El abandono de las dependencias debe realizarse de manera rápida pero sin permitir que los alumnos corran.
  • Todo plan de emergencia debe considerar a lo menos 2 vías de evacuación para permitir a los profesores tomar la determinación de elegir a que revista menos peligro.
  • Se deben delimitar las vías de evacuación en pasillos y escalas mediante el trazado de una franja de color que permita un desplazamiento ordenado y efectivo.
  • La delimitación de vías de evacuación deben respetarse para salvaguardar los alumnos de menor edad.
  • Se deben asignar funciones previas y especificas a todo el personal que trabaja en el establecimiento educacional y los posibles reemplazos para aquellas labores de vital importancia con la finalidad de actuar coordinadamente en caso de emergencias: labores tales como:

-  Abrir, cubrir y mantener las  vías de escape expeditas sin permitir el reingreso de alumnos al establecimiento o el ingreso de Padres.

- Corte de energía eléctrica y gas.

- Revisión de las diferentes dependencias, especialmente los baños.

  • Las zonas delimitadas como zonas de seguridad deben permanecer siempre expeditas.
  • Cada profesor debe chequear a sus alumnos, en las zonas de seguridad, para informar y  dirigir  el rescate de los faltantes. No todos los seres humanos reaccionan de la misma manera cuando se ven enfrentados a un peligro o emergencia. Muchos reaccionan de manera menos adaptativa, inhiben sus niveles de ejecución, se paralizan y pierden objetividad: refugiándose en los lugares que el momento les indica como seguros.
  • Se debe trasladar al alumnado a los sectores establecidos para la entrega de los alumnos a sus padres, ya que ante un probable incendio, por ejemplo, el personal de bomberos y carabineros ocuparán gran parte de los accesos y costados del colegio con sus carros bombas y policiales, poniendo en riesgo a quienes se encuentren ubicados en esas zonas.
  • Se debe individualizar a la totalidad del personal que labora en el colegio: incluyendo a profesores, personal administrativo y auxiliar.
  • El simulacro debe definir la situación a la que se enfrenta. En lo posible establecer distintos tipos de alarma.
  • Definir cuando y bajo qué circunstancias se dará la alarma.
  • Después de cada simulacro debe efectuarse lo más cerca al día en que se haya realizado una evaluación del mismo, intercambiando opiniones y experiencias en lo referido a la evacuación y comportamiento de los alumnos.
  • Se debe informar a los alumnos de la evaluación realizada de los simulacros a objeto de corregir las fallas, ahondar en las medidas de seguridad y/o felicitar a los alumnos y personal.
  • Se debe actualizar el plan de emergencia establecido, indicando cada año, si se modificare la nueva planta del establecimiento.
  • El decreto supremo Nº 594 del ministerio de salud señala que todo el personal que trabaja en un establecimiento debe saber cómo se maneja un extintor de incendios y los elementos de combate contra el fuego de que se disponga.
  • Todos los siniestros especialmente los provocados por el fuego tienen un comportamiento diferente. El humo y gases emanados de una combustión incompleta, son más livianos que el aire y por lo tanto ascienden rápidamente, inundando todas las dependencias cuando no tienen por donde escapar. Por ello, si el siniestro se inicia en las dependencias del primer piso, en pocos segundos la parte superior estará inundada de estos humos y gases, imposibilitando una respiración normal y dificultando la visibilidad. Se requiere entonces preocuparse doblemente por las salas ubicadas en el piso superior.
  • Todo simulacro debe acercarse a la realidad de una emergencia, por lo que se sugiere capacitar a los alumnos y prepararlos por medio de la práctica reiterada creando situaciones extremas como en caso de incendio, con la inundación de humo de determinadas dependencias, pasillos o vías de escape

Para lo anterior se confeccionarán y adosarán carteles con la palabra “humo” en forma destacada, enseñando como enfrentar dicha situación.

También se debe simular el corte de energía eléctrica y gas.


INSTRUCCIONES PARA LOS PADRES Y/O APODERADOS DE EDUCACION BASICA

Se sugiere en reunión de Padres y/o apoderados se deberá dar a conocer las siguientes reglas para el retiro de alumnos cuando se produzca una situación de emergencia.

Los alumnos permanecerán al interior de cada establecimiento o en el lugar habilitado  como zona segura hasta que la autoridad máxima de cada establecimiento educacional determine la entrega a cada apoderado registrado como tal en el colegio.

No se permitirá la salida de alumnos sin su respectivo apoderado.

Los Padres que determinen previamente la imposibilidad del retiro de su pupilo, deberán manifestar con anterioridad su voluntad para que el alumno sea retirado por algún adulto autorizado. Esta autorización deberá permanecer actualizada en poder de la profesora jefe y/o Inspectoría General.

No se permitirá el ingreso de Padres y/o apoderados al interior del Establecimiento Educacional.

Se debe recalcar la importancia de que los alumnos estarán siempre mejor resguardados y protegidos al interior de cada establecimiento que deambulando por las cercanías.

1466106505
1466106277

KIT DE EMERGENCIA


Kit de Emergencia En caso de un evento mayor, debes tener provisiones básicas. Éstas casi siempre se encuentran en tu hogar, por lo que te recomendamos que las organices y las tengas en un lugar de fácil acceso en caso de emergencia. Debes prepararte para ser autosuficiente por 72 horas teniendo:


1) Kit Básico de Emergencia que contenga: 

  • Agua: considera dos litros por persona al día (incluye botellas chicas que son más fáciles de trasladar).
  • Comida: enlatada, barras energéticas y comida deshidratada.
  • Abrelatas manual.
  • Linternas y baterías.
  • Radio portátil con baterías adicionales.
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Ítems especiales: medicamentos y anteojos. Considera las necesidades de niños, tercera edad y discapacitados.
  • Llaves de repuesto de tu casa y de tu auto.
  • Dinero en efectivo.
  • Copia del Plan de Emergencia.
2) Provisiones Adicionales de Supervivencia:
  • Dos litros adicionales de agua por día.
  • Velas, encendedores o fósforos.
  • Una muda de ropa y zapatos (para cada miembro de la familia).
  • Saco de dormir o una frazada (para cada miembro de la familia).
  • Artículos de aseo.
  • Jabón gel para manos.
  • Papel higiénico.
  • Utensilios de cocina (por lo menos dos ollas).
  • Bolsas de basura.
  • Cloro o tabletas para purificar el agua.
  • Herramientas básicas: martillo, guantes, destornilladores, alicates, llave inglesa, cortapluma o cuchillo pequeño.
  • Parrilla o asador.
  • Silbato.
3) Kit de Emergencia para el Auto:

Si tienes un auto, prepara un botiquín de supervivencia y déjalo en el auto con los siguientes elementos:

  • Comida que no se eche a perder.
  • Agua embotellada.
  • Frazadas.
  • Una muda de ropa.
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Una pala.
  • Velas y fósforos.
  • Extintor.
  • Bolsas plásticas.
  • Linternas con baterías.
  • Herramientas y manguera de hule.
  • Medicamentos necesarios.
  • Toallas prehumedecidas.
  • Mapas.
  • Copia del Plan de Emergencia y documentos.
  • Señales luminosas.

1466106022

¿Qué hacer en caso de un incendio estructural?


 Un incendio estructural corresponde a aquel tipo de incendio que se produce en casas, edificios, locales comerciales, etc.

Entre las principales causas de estos incendios se encuentran los accidentes domésticos, fallas eléctricas, manipulación inadecuada de líquidos inflamables, fugas de gases combustibles, acumulación de basura, velas y cigarros mal apagados, artefactos de calefacción en mal estado y niños jugando con fósforos, entre otros. ¿Qué hacer en caso de un incendio estructural?

La gran mayoría de los incendios estructurales son provocados por el hombre, ya sea por negligencias, descuidos en el uso del fuego o por falta de mantención del sistema eléctrico y de gas.

Estar preparados ante una situación de riesgo depende de todos. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones para enfrentar mejor una emergencia de este tipo.

Antes

  • Consulta a un electricista autorizado por la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC) sobre el estado de las instalaciones eléctricas y de gas en tu hogar.
  • Evita sobrecargar un enchufe con muchos artefactos conectados al mismo tiempo.
  • Los cables eléctricos deben estar cubiertos, jamás los uses si existen alambres a la vista.
Cuando cocines:
  • Mantén los quemadores limpios y lejos de materiales combustibles como bolsas, cajas de cartón, maderas u otros elementos que puedan arder con facilidad.
  • Si se produce un incendio, cubre el recipiente que se está quemando con una tapa o paño mojado. Nunca viertas agua para apagar el fuego provocado por aceite o grasa.
  • No debes dejar nunca desatendida una cocina prendida.
Mientras planches:
  • Debes mantener la plancha en posición vertical y aislada mientras se esté calentando o enfriando.
  • Desenchufa la plancha cada vez que interrumpas esta actividad.
  • Si sientes olor a gas:
  • Revisa que las llaves del gas estén cerradas.
  • No prendas fuego.
  • No apagues ni enciendas la luz.
  • Ventila el lugar.
  • Llama a Bomberos aún cuando creas que ya no existe una fuga.
  • No permanezcas en el lugar.
  • No seques ropa en la estufa, brasero o cocina a leña.
  • No fumes en interiores
  • Asegúrate de apagar por completo cigarrillos y fósforos.
  • No uses velas. Si éstas son la única alternativa, debes ponerlas en candelabros para que no se vuelquen.
  • No dejes fósforos o encendedores al alcance de los niños.
  • No acumules grandes cantidades de basura en zonas cercanas a tu casa.
  • Si tienes una estufa que utilice algún tipo de combustible, debes abastecerla en el exterior.
  • Mantén limpio el ducto de ventilación de la chimenea.
Durante
  • Si eres testigo de un incendio, llama a Bomberos. No supongas que otra persona ya lo hizo.
  • Si te ves afectado directamente por un incendio…
  • Sal de tu casa inmediatamente.
  • Si tu casa está llena de humo, agáchate, gatea y busca una salida.
  • Si te encuentras en un edificio, no uses los ascensores. Evacúa sólo por la escalera de emergencia.
  • Antes de abrir una puerta, debes palparla con el dorso de la mano. Si está caliente, no la abras y sal por otro camino.
  • Aunque la puerta no esté caliente, ábrela con cuidado, con tu hombro contra la puerta y empujándola lentamente. Si al hacerlo entra humo y calor, ciérrala y busca una vía de escape alternativa.
  • Cierra cada cuarto después de salir para demorar la propagación del fuego.
  • Si no puedes evacuar:
  • Remueve cortinas y otros artículos combustibles de las cercanías del fuego.
  • En caso de que sea posible, abre una ventana para ventilar y respirar aire fresco.
  • Una vez que estés afuera, llama a Bomberos (132) o solicita que alguien los llame.
  • Intenta apagar con el extintor el área que se está quemando.
  • No intentes recuperar tus pertenencias, ¡tu vida es más importante!
Después
  • Regresa a tu hogar sólo cuando Bomberos indique que ya no hay peligro.
  • Bota a la basura los alimentos que hayan sido expuestos al calor, humo y hollín.
  • Limpia tu hogar para eliminar el hollín acumulado tras el incendio.
  • Entrega la mayor cantidad de información de lo sucedido a Carabineros y Bomberos.